viernes, junio 08, 2007

El pueblo repudia actitud de los estudiantes opositores que abandonaron el hemiciclo de sesiones


(Caracas, 7-06-07).- Este jueves, tal como estaba previsto, la Asamblea Nacional, concedió un derecho de palabra a los estudiantes universitarios para que expresaran sus puntos de vistas y explicaran al país por qué han tomado las calles de nuestras ciudad capital en señal de protesta. Un estudiante de la Universidad Metropolitana que responde al nombre de Douglas Barrios fue el primero en utilizar la tribuna de oradores para expresar su posición, seguidamente una joven estudiante de derecho de la Universidad Central de Venezuela, Andreina Tarazón, hizo lo propio. El primero demandó el cumplimiento de los derechos civiles de la ciudadanía y cuestionó “el cierre” de Radio Caracas Televisión. La segunda, reiteró que el gobierno nacional tomó una decisión soberana al no renovar la concesión de un canal de televisión que ha impuesto valores contrarios al sentir de la Nación. Al culminar la intervención de la joven Tarazón la otra representación de estudiantes se retiró intempestivamente del hemiciclo de sesiones a pesar de que la directiva de la institución, encabezada por la diputada Cilia Flores (MVR-D/C) los invitó a mantenerse en el lugar y a ejercer el derecho de palabra que tanto han reclamado a través de los medios de comunicación. “Querían debate, pues bien, están aquí donde se debaten las ideas y planteamientos de todos los sectores del país”, indicó la parlamentaria. No obstante y haciendo caso omiso al llamado de la máxima autoridad del Parlamento, los jóvenes que cuestionan las decisiones del gobierno nacional se retiraron del salón de sesiones. Afuera, en una de las puertas laterales del Palacio Federal Legislativo, un contingente de la Policía Metropolitana esperaba a los estudiantes para trasladarlos a sus respectivas casas de estudio. La respuesta del pueblo no se hizo esperar Cabe destacar que el pueblo, esa gente humilde que cree y está dispuesta a defender el proceso político que encarna el presidente de la República, Hugo Chávez Frías, se apostó en los alrededores del Palacio Federal Legislativo. Al darse cuenta que los estudiantes opositores abandonaron la sesión no solo repudiaron su actitud sino que advirtieron que se mantienen alerta ante cualquier amenaza nacional e internacional.El ciudadano Leonardo José Arroyo, representante de la transitada Esquina Caliente, dijo que hay un sector estudiantil del país evidentemente manipulado que pretende arrebatarle el poder al presidente Hugo Chávez. “Al presidente Chávez no lo han podido sacar ni con referéndum ni con golpes de Estado, así que estos supuestos estudiantes no pueden pretender desestabilizar el liderazgo del Primer Mandatario Nacional. Esos estudiantes están muy equivocados si creen que van a poder con Chávez”, afirmó Arroyo no sin antes advertir que el pueblo está alerta y se mantendrá en la calle para defender los avances de esta revolución bolivariana. Leonardo José Arroyo lamentó que estos jóvenes estudiantes estén siendo utilizados para “sabotear” la vida política del país. Agregó que los sectores de la oposición han asumido el cese de la concesión de RCTV como una bandera política para molestar y alterar el orden público. “El pueblo ahora está más claro que nunca, el pueblo sabe que no fue un cierre arbitrario de un canal, fue una decisión soberana que tomó el gobierno del presidente Chávez”, dijo Arroyo luego de advertirle al señor Marcel Granier que no siga soñando con sabotear este proceso político que representa el comandante Chávez. Asimismo Miriam Bolívar, coordinadora de la Esquina Caliente, además de asegurar que éste es un espacio de lucha, de encuentro y de participación dijo que se encontraba presente en los alrededores del Parlamento con el objeto de defender el proyecto de país que ha propuesto el presidente Hugo Chávez. “Ese es el proyecto de país que está en peligro y estos supuestos estudiantes se están prestando para ese plan macabro diseñado por la oposición”, dijo la señora Miriam Bolívar. Añadió la ciudadana que los estudiantes se equivocan cuando dicen que en Venezuela las libertades, especialmente la libertad de expresión, están conculcadas. “Que más libertad de expresión quieren ellos cuando hoy se les concedió un derecho de palabra en la sesión de la Asamblea Nacional y han hecho los que les ha dado la gana”, precisó. Bolívar dudó que los jóvenes sean realmente estudiantes universitarios y dijo que ellos están siendo manipulados por los mismos personajes nefastos que el 11 de abril de 2002 intentaron dar un golpe de Estado. “Para mí ellos no son estudiantes, son instrumentos de la contrarrevolución”, indicó Miriam Bolívar.

1 comentario:

Fernando dijo...

Se les cayó la coartada. No nos menosprecien porque eso será fatal para uds.

La revolución ya se cayó como ideología, falta desarmar el parapeto y eso nos toma un rato más.

Bravo por nuestros estudiantes!...y prepárense que viene más.